Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Una Historia Zen

Por Roberto Moreno - 4 de Marzo, 2007, 8:47, Categoría: Budismo


El maestro zen Hakuin vivía en una ciudad de Japón. Era muy respetado y mucha gente acudía a él en busca de enseñanzas espirituales. Sucedió que la hija adolescente de su vecino de al lado quedó embarazada. Interrogada por sus indignados y severos padres acerca de la identidad del padre, acabó diciéndoles que era Hakuin, el maestro zen. Furiosos los padres corrieron a ver a Hakuin y le dijeron con grandes gritos y acusaciones que su hija había confesado que él era el padre. Lo único que respondió Hakuin fue "¿Ah, sí?".

La noticia del escándalo se difundió por toda la ciudad y fuera de ella. El maestro perdió su reputación. Esto no le preocupó. Ya nadie iba a verlo. Permaneció impasible. Cuando nació el niño, los padres se lo llevaron a Hakuin. "Tú eres el padre, así que cuida de él." El maestro cuidó al bebé con cariño. Un año después, la madre, presa de remordimientos, confesó a sus padres que el verdadero padre del niño era el joven que trabajaba en la carnicería. Angustiados, corrieron a ver a Hakuin para disculparse y pedirle perdón. "Lo lamentamos. Venimos a llevarnos al niño. Nuestra hija ha confesado que tú no eres el padre". "¿Ah,sí?", se limitó a decir Hakuin mientras les entregaba el niño.

El maestro responde a la falsedad y a la verdad, a las malas noticias y a las buenas, exactamente de la misma manera: "¿Ah, sí?". Permite que la forma del momento, buena o mala, sea como es, y de ese modo no se convierte en un participante en el drama humano. Para él solo existe el momento presente, y el momento presente es como es. Los sucesos no están personalizados. Él no es la víctima de nadie. Está en comunión tan completa con lo que ocurre, que lo que ocurre ya no tiene poder sobre él. Pero si te resistes a lo que ocurre, estás a merced de lo que ocurre, y el mundo determinará tu felicidad e infelicidad.

El bebé es cuidado con cariño. Lo malo se transforma en bueno por el poder de la no resistencia. Respondiendo siempre a lo que requiere el momento presente, entrega al niño cuando llega el momento de hacerlo.

Imagínate brevemente cómo habría reaccionado el ego durante las diversas fases de esta serie de acontecimientos.

Esta maravillosa historia zen ha sido extraida del libro de Ekhart Tolle "Un Nuevo Mundo, Ahora". De ella podemos aprender mucho. El maestro permanece impasible, sin involucrarse. No permite que la mente entre y por lo tanto no juzga. No convierte la situación en agradable o desagradable, en buena o en mala, sino en tal y como es. Por supuesto, no es fácil el llegar a tal estado, pero simplemente darnos cuenta, en alguna de estas situaciones, de como funciona nuestro ego y entra tomando partido en forma de identidad, puede ser el primer gran paso hacia "El Ser Imperturbable".



Permalink :: 41 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com